Raza Carora
Página OFICIAL de la Asociación de Criadores de Ganado Carora (ASOCRICA)
y su Centro Genético Autorizado: Centro de Inseminación Artificial Carora (CIAC)

 

Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



          

La Raza Carora

         
Originaria de Carora, Estado. Lara, Venezuela, producto del cruce de los bos taurus;  Criollo Amarillo de Quebrada Arriba (capacidad de adaptación al trópico y con buena producción de leche) y Pardo Suizo.  La selección natural privilegió los genes de:  rusticidad, mansedumbre, fortaleza, vigor, buena reproducción, capacidad de soportar el clima y aprovechar los forrajes tropicales.
La Asociación de Criadores (ASOCRICA) y el Centro Genético (CIAC); implementan el Programa de Mejoramiento Genético de la Raza Carora (PMG) para consolidarla como una “raza lechera tropical”.  El uso de las herramientas:  modelo animal para obtener índices de toros y vacas, prueba de parentesco, selección de toretes en prueba de progenie, control de consanguinidad, apareamientos dirigidos y las investigaciones de stayability, termoregulación, carácter largo de pelo, desarrolladas en conjunto con la Universidad de Milán (Italia) , en la persona del Dr. Franco Cerutti D.  Además la asesoría permanente por parte de Las Universidades Venezolanas, Universidad Lisandro Alvarado (UCLA), Universidad Central de Venezuela (UCV) y Universidad del Zulia (LUZ), con la presencia de reconocidos investigadores venezolano
s, tales como el Dr. Martín Hahn K. garantizan la seriedad de los resultados obtenidos a la fecha.
 

 


Próximos Eventos

IV FERIA NACIONAL DE LA RAZA
CARORA Y SUS MESTIZAS

Maturín - Estado Monagas
Del 26 al 30 de Noviembre de 2014

 

 

Actividades Recientes

SIMPOSIO INTERNACIONAL “Gestión del Agua, Cambio Climático y Seguridad Alimentaria”

Consolidación de una "Raza Lechera Tropical" Y las Prácticas de Sistemas Agrosilvopastoriles

I Encuentro Agrosilvopastoril Venezolano, Cambio Climático y Seguridad Alimentaria

 

 

 

A NUESTRA RAZA CARORA

A las cinco e la mañana
Yo ya me voy levantando
Y voy a buscar mi vaca
Que está en el prado pastando
Y poco a poco y sin apuros
Al corral me voy llevando
Y con el rejo y con el balde
Mi vaca voy ordeñando
Mi vaquita si que es buena
Llena toda perola
Es una vaca lechera
porque es RAZA CARORA

Mi vaquita si que es mansa
Dócil por naturaleza
Cuando la voy a ordeñar
Yo le acaricio las tetas
Para que apoye y me dé
Y me dé su leche fresca
Dulcita como la miel
Y blanca como la niebla
Orgulloso yo me siento
De nuestra Raza lechera
Una Raza de Carora
Para toda Venezuela

Compuesto por el Sr. Gerardo García.
Trabajador de la Hda. Sicarigua,
en las ferias de Junio Carora 2012

 

¿Que es un lechero ?
Artículo: Adaptado por M.V. Efraín Herrera González, del original: “What Is a Farmer?", publicado por Massachussets Farm Bureau Federation

 

¿Qué es ser veterinario?


Ser veterinario no es solamente cuidar a los animales. Es sobretodo amarlos, no fijándose sólo en los patrones éticos de una ciencia médica.

Ser veterinario es oír los maullidos, mugidos, balidos, relinchos, cacareos, y ladridos, y principalmente, interpretarlos y entenderlos. Es gustar de la tierra mojada, del campo, del monte, de los espacios abiertos, de lunas y lluvias.

Ser veterinario es no importar si los animales piensan, pero sí que sufren. Es dedicar parte de su ser al arte de salvar sus vidas.

Ser veterinario es aproximarse a los instintos. Es perder los miedos. Es ganar amigos de pelos y plumas, que jamás te van ha decepcionar.

Ser veterinario es detestar encierros y jaulas. Es perder un tiempo enorme apreciando rebaños, tropillas y vuelos de pájaros. Es descubrirse permanentemente a sí mismo, a través de los animales.

Ser veterinario es ser capaz de entender meneos de colas, arañazos cariñosos y mordiscos de afecto.

Ser veterinario es ser capaz de entender ojos tristes, orejas caídas, narices calientes, inquietudes o reposos anormales.

Ser veterinario es entender el lenguaje corporal de los animales, pedidos mudos de ayuda, interpretar gestos y actitudes de dolor, y conocer la forma de aliviarlos. Es sentir olor de pelo mojado, de almohada con esencia de gato, de ovejas, de corral, de estiércol.

Ser veterinario es tener el coraje de penetrar en un mundo diferente y ser igual. Es tener capacidad de comprender gratitudes mudas, más sin duda alguna, las únicas verdaderas. Es oler el aliento de un cachorro lactante y recordar su propia niñez.

Ser veterinario es convivir lado a lado con enseñanzas profundas sobre amor y vida.


(Traducido y adaptado de una publicación del Colegio Federal de Veterinarios de Brasil 1996, por Manuel Godoy)